La protección comienza al conocer los hechos.

¿CÓMO PROTEGER A SUS HIJOS?

Desafortunadamente, no existe un tratamiento para la infección por el virus del papiloma humano (VPH). Sin embargo, a continuación encontrará información sobre las formas de ayudar a proteger a sus hijos contra las enfermedades y los tipos de cáncer relacionados con el VPH que pueden desarrollarse en el futuro.

 

La educación es fundamental.

Si se informa ahora, puede tener una conversación informada con el médico de su hijo. Juntos, pueden conversar sobre el VPH y decidir cuál es la mejor forma de ayudar a proteger a su hijo.

 

Formas para ayudar a la protección.

Cuando sea el momento correcto, puede hablar con su hijo o hija sobre algunas de estas formas de ayudar a protegerse contra las enfermedades y los tipos de cáncer relacionados con el VPH. Tener una conversación abierta y honesta puede ayudar a educar a su hijo sobre la infección por el virus y sus consecuencias posiblemente graves.

Utilizar preservativos

Los preservativos pueden reducir el riesgo de contraer VPH si se usan todo el tiempo y de la forma correcta. Pero recuerde que el virus puede afectar áreas que no están cubiertas por los preservativos, por lo que es posible que no protejan por completo contra el VPH.

Limitar las parejas sexuales

Aunque no hay forma de saber si su pareja lo puede exponer al VPH, limitar la cantidad de parejas sexuales puede ayudar a reducir las posibilidades de contraer el virus.

Practicar la abstinencia

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la forma más confiable de prevenir la infección genital por el VPH es abstenerse de la actividad sexual.

 

Concertar citas con el médico en el futuro.

Si tiene una hija, las pruebas de Papanicolaou de rutina desempeñarán un papel fundamental en la protección de su salud cuando crezca. Está demostrado que estas pruebas ayudan a salvar vidas ya que buscan células anormales en el cuello del útero antes de que éstas tengan la oportunidad de convertirse en precáncer o cáncer.

Si tiene un hijo, los controles regulares también pueden ser útiles cuando crezca. Actualmente no existe una prueba de detección de VPH recomendada en los varones, de manera que los controles médicos pueden dar a los varones la posibilidad de conversar abiertamente con el médico si observan o sienten algo diferente en la zona genital.